Cuando se trata de combustible para nuestros vehículos, tenemos varias opciones disponibles. Dos de las opciones más comunes son la gasolina extra y la gasolina corriente. Ambas ofrecen diferentes características y beneficios que pueden afectar el rendimiento de nuestros motores. Te voy a contar mi experiencia desde el motociclismo y el conocimiento mecánico de los motores a combustión el por que deberías usar extra solo si es necesario.

Gasolina Extra o Gasolina Corriente: ¿Cuál es la diferencia?

La elección entre gasolina extra y gasolina corriente se reduce a sus características químicas y su octanaje. El octanaje es una medida de la resistencia a la detonación del combustible en el motor. En términos más sencillos, indica cuánto puede soportar la gasolina antes de encenderse de manera no controlada en el motor. Ahora, veamos las diferencias clave entre estos dos tipos de gasolina:

Octanaje Diferente

Gasolina Extra: La extra o premium tiene un alto octanaje, generalmente en el rango de 92 a 95 octanos. Esto la hace más resistente a la detonación, lo que resulta en una combustión más controlada y eficiente. Es ideal para motores de alta compresión y rendimiento, como los que se encuentran en vehículos deportivos y de lujo.

Gasolina Corriente: Por otro lado, la gasolina corriente tiene un octanaje más bajo, típicamente entre 87 y 89 octanos. Esto la hace más propensa a la detonación prematura en motores de alta compresión, lo que podría generar un rendimiento deficiente y, en casos extremos, daños en el motor.

Componentes Aditivos
La gasolina corriente y extra también pueden contener diferentes aditivos:

Extra: La gasolina extra suele contener más aditivos que ayudan a limpiar y proteger el sistema de combustión del motor. Estos aditivos pueden mejorar la eficiencia del motor y prolongar su vida útil.

Corriente: Aunque también contiene aditivos, la gasolina corriente puede tener menos en comparación con la extra. Esto puede afectar la limpieza del motor y, en el tiempo, causar una acumulación de depósitos que podrían reducir su rendimiento.

¿Qué Tipo de gasolina Debes Utilizar para Cada motor?

La elección entre gasolina extra y gasolina corriente depende del tipo de motor de tu vehículo y su nivel de compresión, para motores con compresión menor a 9.8 a 1 se utiliza gasolina corriente y motores con relación de compresión mayores a 9.8 a 1 es necesario el uso de gasolina extra. A continuación, analizamos qué tipo de motor es más adecuado para cada tipo de gasolina,:

Motores Recomendados para Gasolina premium o extra
Motores de Alto Rendimiento: Los vehículos deportivos, de lujo y de alto rendimiento generalmente requieren gasolina extra debido a sus motores de alta compresión. El alto octanaje de esta gasolina ayuda a prevenir la detonación prematura en estos motores, lo que garantiza un rendimiento óptimo y una vida útil más larga.

Motores Turboalimentados: Los motores turboalimentados también se benefician de la gasolina extra debido a su mayor compresión. Al utilizar gasolina con alto octanaje, se evita el fenómeno conocido como “picado de bielas”, que puede dañar seriamente el motor.

Motores con Sobrealimentación: Los motores que utilizan sobrealimentación, como algunos modelos de vehículos todoterreno y camionetas, también pueden obtener un mejor rendimiento y una mayor eficiencia con combustible extra.

Motores Recomendados para Gasolina Corriente
Motores de Baja Compresión: Los vehículos con motores de baja compresión, como algunos modelos económicos y compactos, suelen funcionar bien con gasolina corriente. Estos motores no requieren el alto octanaje de la gasolina extra y pueden operar de manera eficiente con gasolina de menor octanaje.

Motores Convencionales: La mayoría de los automóviles familiares y de uso diario que no tienen altas demandas de rendimiento pueden utilizar gasolina corriente sin ningún problema.

Preguntas frecuentes sobre gasolina extra y corriente

Sí, en teoría, puedes usar gasolina extra en un automóvil que requiere gasolina corriente. Sin embargo, no hay beneficios reales en hacerlo. El motor del automóvil no podrá aprovechar el alto octanaje de la gasolina extra, y estarías pagando más por un combustible que no proporciona ninguna ventaja adicional.

Si utilizas gasolina corriente en un automóvil diseñado para gasolina extra, es posible que experimentes una detonación prematura en el motor debido al bajo octanaje. Esto podría llevar a una pérdida de rendimiento y posiblemente daños en el motor a largo plazo.

En vehículos diseñados para utilizar gasolina extra y con motores de alta compresión, sí, la gasolina extra puede mejorar el rendimiento. Proporciona una combustión más controlada, lo que se traduce en una mayor potencia y eficiencia.

Sí, generalmente la gasolina corriente es más económica que la extra debido a su menor octanaje y contenido de aditivos. Sin embargo, recuerda que la elección de la gasolina adecuada debe basarse en las recomendaciones del fabricante de tu vehículo.

Mezclar gasolina extra y gasolina corriente puede no ser recomendable. Si tu vehículo requiere gasolina extra, la mezcla podría reducir el octanaje total en el tanque y afectar negativamente el rendimiento del motor. Es mejor seguir utilizando el tipo de gasolina recomendado por el fabricante.

 

 

No, la gasolina extra solo ofrece un mejor rendimiento en motores de alta compresión que requieren un alto octanaje. En vehículos con motores de baja compresión, no hay beneficios significativos al usar extra en lugar de gasolina corriente.

La gasolina extra solo debe usarse en motores que tengan relación de compresión mayor a 9.8, si es una motocicleta de bajo cilindraje y la relación de compresión del motor no supera este rango, no se aprovechara el combustible al máximo, por el contrario podrán generarse residuos.

¿Como saber si mi moto necesita gasolina corriente o extra?